WWW.INFORMACIONSEXUAL.COM

ES UN PLACER INVITAROS A CONOCER Y VISITAR MI RENOVADA PÁGINA WEB


Un espacio con contenidos específicos en Sexualidad humana y en el mundo de la Pareja

SEXOLOGOGRANADA.COM

ETIQUETAS DEL BLOG

8 de marzo (6) aborto (2) actitudes (27) adolescentes (17) Al-Garaia (13) amig@s (1) AMOR (25) Ana-Belen-Romero-sexologa (1) anorgasmia-femenina (2) anticoncepción (18) asertividad (3) autocontrol (2) autoestima (36) bisexualidad (1) Blog-de-sexologia (60) buenos tratos (40) caricia (12) clítoris (16) coeducación (6) condón (15) Crecimiento Personal (11) cuerpo (25) deporte (1) derechos (7) derechos sexuales (27) derechos-reproductivos (5) derechos-sexuales (1) descansar (2) deseo (10) deseo sexual (17) discusión (10) disfunción eréctil (12) disfuncion-erectil (19) disfuncion-sexual (8) DIU (2) divorcio (1) dudas-sexuales (4) educación sexual (44) embarazo (8) enamorad@s (7) erótica (27) Espacio-Sexológico-Radio (13) espacios-personales (1) Ester-Alvarez-Sexologa (1) eyaculacion (4) eyaculación precoz (20) eyaculación-femenina (5) eyaculacion-retardada (3) facebook (5) falta-deseo-sexual (1) familia (2) fantasías sexuales (8) Feliz Navidad (1) Feliz-Navidad (4) Fernando-Villadangos (6) formación (3) gogle+ (1) gracias (5) Granada (48) Grupos de Hombres (5) guerra de sexos (4) hombre (70) homosexualidad (4) identidad sexual (11) igualdad (45) igualdad-sexual (6) información sexual (50) información-sexual (34) informacionsexual.com (2) inteligencia-sexual (3) interrupción voluntaria del embarazo (3) Irene-Bedmar (3) jóvenes (8) juguetes-eroticos (2) kama-sutra (1) leyes sexuales (8) libro-sexualidad-masculina (1) líquido preseminal (7) Loli-Pozo-Seologa (1) masculinidades (2) masturbación (22) maternidad (3) mediacion (4) menopausia (2) miedos-sexuales (1) mujer (74) no violencia (5) orgasmo (37) orinar (1) pareja (34) paternidad (9) pene (10) pildora-anticonceptiva (3) placer (31) postcoital (5) preservativo femenino (5) primeras-relaciones-sexuales (3) problema erección (14) problemas sexuales (46) problemas-de-orgasmo (2) problemas-de-pareja (9) prostitución (1) Psicología (7) psiquiatría (1) Punto G (5) radio (5) red afectiva (7) redes sociales (7) relaciones-sexuales (4) respeto (3) roles (22) Safer Sex (8) salud sexual (68) San-Valentin (2) sentidos (3) separación (5) Sex-Shop (1) Sexo Seguro (13) sexo-en-verano (1) sexo/genero (6) sexología (68) sexologia-online (2) SexShop-Online (2) sexualidad (70) sexualidad-femenina (7) SIDA (7) soledad (1) tacto (1) Taller de Caricia (8) terapia de pareja (13) terapia-psicologica (1) terapia-sexual (11) ternura (9) tomar-decisiones (1) transexualidad (5) transgénero (4) twitter (1) vacaciones (2) vagina (9) vaginismo (9) verano (2) vibradores (1) VIH (1) violencia (6) violencia de genero (9) violencia de género (16) web (3) YouTube (4)

jueves, 18 de abril de 2013

LAS FANTASÍAS SEXUALES






LAS FANTASÍAS SEXUALES

El ser humano tiene capacidad de imaginar, de proyectar sus deseos y de recrearlos para el disfrute propio. 

Las fantasías sexuales son parte de la sexualidad humana y tienen mucho que ver con las preferencias eróticas de cada persona y de aspectos de su sexualidad que le aporten placer y satisfacción.

Por otra parte, las fantasías sexuales son, como su propio nombre indica, "fantasías" o imaginaciones, ensoñaciones... es decir, pertenecen al plano de lo irreal. En muchas ocasiones pueden aportar excitación o bienestar sólo si permanecen estrictamente en ese terreno. Al igual que uno puede disfrutar de una película de terror o bélica donde están muriendo millones de personas y se da cuenta que se trata de una PELICULA, las fantasías sexuales, como "películas" que son, pueden aportar la exploración y el disfrute de aspectos o situaciones que una persona nunca realizaría en la vida real.

Por tanto son inócuas e inofensivas comprendiendo lo que realmente significan. En caso contrario se puede entrar en la confusión o culpabilidad por confundir los planos de la fantasía y la realidad, como he mencionado anteriormente.

Por otra parte, las fantasías sexuales son personales e intransferibles. Es decir, que lo que a una persona le puede gustar o atraer a otra la dejará fría y no le aportará nada. Puede ser importante, si se desea, hablar en pareja de las propias fantasías y recrearlas juntos como una manera de enriquecer la sexualidad en pareja.

Si una persona prefiere mantenerlas en secreto y disfrutar de ellas también tiene derecho a hacerlo.

Existen fantasías sexuales que pueden ser incompatibles con la realidad, por ejemplo, una fantasía donde exista una violación o una agresión, o fantasear con tener el sexo opuesto o "hacer un trío" incompatible con la fidelidad en pareja, etc. El listado es interminable y suelen conllevar conflicto al temer que puedan indicar aspectos ocultos de la persona. 

Esto no suele ser así. Se trata, como decíamos, tan solo de "películas" que aportan excitación sin más. Si se reprimen pueden coger más fuerza y derivar en un problema. Si este es su caso, deberías consultarlo con un especialista para devolver las cosas a su sitio y no sufrir por esta causa.

En general, la inmensa mayoría de fantasías sexuales tienen que ver, bien con recuerdos de una buena experiencia que se recrea una y otra vez para volver con la imaginación a esos buenos momentos...o bien tienen que ver con proyectar deseos no realizados que una persona espera alcanzar.

Se trata de un tema muy amplio y muy oculto todavía hoy en día, donde la vergüenza a lo que puedan pensar los demás y el tabú de la sexualidad todavía ensombrece y no deja que las podamos vivir on la naturalidad que deberíamos.

Son un elemento de la sexualidad humana y están para enriquecerla. Las fantasías sexuales se pueden "cultivar", sobre todo en situaciones donde la persona sienta que tiene una falta o disminución del deseo sexual. Pensar, imaginar, proyectarte de forma erótica puede ser una ayuda a recuperar ese deseo sexual extraviado y aderezar unas relaciones sexuales monótonas.


5 comentarios:

  1. Hola, me gustaría consultar una duda. Crees que haber disfrutado con fantasías sexuales mentales en las que cometía actos de violación o incluso algunas veces de humillación o sufrimiento puede ser malo?
    El caso es que yo las he venido teniendo con cierta regularidad (en ocasiones más y en otras menos) desde más o menos los comienzos de mi sexualidad, pero ahora, con 17 años, me he puesto a reflexionar seriamente y han comenzado a preocuparme seriamente. Yo jamás me he planteado ni por asomo hacer algo así en la realidad, mi moral me lo impediría por completo, ni tampoco me he obsesionado con ella (nunca han sido mis únicas). En general las tenía siempre de forma voluntaria, como medio de excitarme, y, a veces, durante un tiempo, las acompañé con algo de pornografía de esta temática.
    El caso es que he oído que algunos jóvenes empiezan fantaseando con estas cosas por estas edades y luego la cosa se les descontrola, desarrollando la parafilia del sadismo, y acaban cometiendo crímenes. A mi me aterraría la posibilidad de poder acabar así, yo quiero vivir tranquilo, siendo una persona buena y honrada.
    Ahora he dejado esas fantasías y llevo un tiempo controlándolas. ¿Creés que lograré dejar de tenerlas definitivamente?
    No entiendo como me pudieron surgir y tenerlas durante este tiempo, yo siempre me consideraba alguien con empatía. ¿A qué se pueden deber? Yo no tengo ningún trauma infantil ni nada de eso, aunque de niño, en alguna ocasión, me sentí un poco solo. O tal vez sea un deseo interior de hacer algo prohibido?
    También me siento culpable porque siento que de algún modo he traicionado a mis padres y familiares, que me consideran una buena persona.
    ¿Crees que necesito acudir a un psicólogo con urgencia?
    Por favor, ayuda

    ResponderEliminar
  2. Hola Andrés, es comprensible tu duda por la falta de información o incluso por la deformación a que sigue estando sometida la sexualidad humana.

    Estamos acostumbrad@s todos los dias a ver en las películas "normales" como se asesinan personas y nadie se plantea si el director o directora de la película o de la serie de televisión es un asesino ni siquiera si hay apologia de la violencia.

    Y esto es porque aceptamos que SOLO SON PELICULAS, y que las vea a quien le guste y que no las vea quien no le guste.

    Pues con las fantasías sexuales pasa lo mismo, son "peliculas" eróticas que sirven a la excitación sexual sin más.

    Si hablamos de sexualidad y de relaciones sexuales hablamos de respeto y de juego entre personas, nunca de agresión,

    Como muy bien dices, lo que a ti mismo te sirve en la fantasía nunca se te ocurriría hacerlo en la realidad o lo aborrecerías profundamente. Esa es la cuestión.

    De todas maneras, si esta tema TE HACE SUFRIR creo que podrias consultarlo con un psicólogo especialista para quedarte mas tranquilo.

    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu respuesta, de verdad. Te agradezco mucho que me dedicases tu tiempo.
      Ciertamente, estas fantasías, aunque durante tiempo no me preocuparon demasiado ya que evitaba pensar en ellas, ahora que me puse a reflexionar me están haciendo sentir mal., así que sí que lo voy a consultar a un especialista, para quedarme más tranquilo.

      Realmente me resulta confuso el que me provoque placer imaginar algo que en la realidad no quiero hacer bajo ningún concepto. Me aterra pensar en la posibilidad de que si siguiese teniendo esas fantasías de esta temática durante mucho tiempo, esto pudiese hacer que algún día llegase a sentir algún tipo de tentación. Desde luego, si algún día yo sintiese que pudiese llegar a ser un peligro para los demás, haría lo que fuese para evitar esto.

      Independientemente de todo lo demás, aunque estas fantasías no tengan por que tener nada de malo, a mí me gustaría dejar de tenerlas, para sentirme mejor. ¿Crees que si trato de evitarlas (tampoco reprimiéndolas excesivamente, simplemente evitando recurrir a ellas intencionadamente) estas se reducirían o podría correr el riesgo de que se hiciesen más fuertes?

      Eliminar
  3. Hola de nuevo Andrés, una buena idea sería que te centrases en otro tipo de fantasias sexuales que te resulten atractivas y excitantes.

    Simplemente no recurras a las fantasias que te crean este problema, es decir, no ALIMENTARLAS ni tampoco luchar contra ellas pues sólo les darías más fuerte, es decir, no REPRIMIRLLAS.

    La mejor manera es evolucionar y cambiarlas por otras y todo esto dejará de preocuparte en breve, ya lo verás.

    ResponderEliminar

Aquí puedes expresar tus comentarios a este documento, opinión o ampliarlo en la manera que consideres. Gracias.