WWW.INFORMACIONSEXUAL.COM

ES UN PLACER INVITAROS A CONOCER Y VISITAR MI RENOVADA PÁGINA WEB


Un espacio con contenidos específicos en Sexualidad humana y en el mundo de la Pareja

SEXOLOGOGRANADA.COM

ETIQUETAS DEL BLOG

8 de marzo (6) aborto (2) actitudes (27) adolescentes (17) Al-Garaia (13) amig@s (1) AMOR (25) Ana-Belen-Romero-sexologa (1) anorgasmia-femenina (2) anticoncepción (18) asertividad (3) autocontrol (2) autoestima (36) bisexualidad (1) Blog-de-sexologia (60) buenos tratos (40) caricia (12) clítoris (16) coeducación (6) condón (15) Crecimiento Personal (11) cuerpo (25) deporte (1) derechos (7) derechos sexuales (27) derechos-reproductivos (5) derechos-sexuales (1) descansar (2) deseo (10) deseo sexual (17) discusión (10) disfunción eréctil (12) disfuncion-erectil (19) disfuncion-sexual (8) DIU (2) divorcio (1) dudas-sexuales (4) educación sexual (44) embarazo (8) enamorad@s (7) erótica (27) Espacio-Sexológico-Radio (13) espacios-personales (1) Ester-Alvarez-Sexologa (1) eyaculacion (4) eyaculación precoz (20) eyaculación-femenina (5) eyaculacion-retardada (3) facebook (5) falta-deseo-sexual (1) familia (2) fantasías sexuales (8) Feliz Navidad (1) Feliz-Navidad (4) Fernando-Villadangos (6) formación (3) gogle+ (1) gracias (5) Granada (48) Grupos de Hombres (5) guerra de sexos (4) hombre (70) homosexualidad (4) identidad sexual (11) igualdad (45) igualdad-sexual (6) información sexual (50) información-sexual (34) informacionsexual.com (2) inteligencia-sexual (3) interrupción voluntaria del embarazo (3) Irene-Bedmar (3) jóvenes (8) juguetes-eroticos (2) kama-sutra (1) leyes sexuales (8) libro-sexualidad-masculina (1) líquido preseminal (7) Loli-Pozo-Seologa (1) masculinidades (2) masturbación (22) maternidad (3) mediacion (4) menopausia (2) miedos-sexuales (1) mujer (74) no violencia (5) orgasmo (37) orinar (1) pareja (34) paternidad (9) pene (10) pildora-anticonceptiva (3) placer (31) postcoital (5) preservativo femenino (5) primeras-relaciones-sexuales (3) problema erección (14) problemas sexuales (46) problemas-de-orgasmo (2) problemas-de-pareja (9) prostitución (1) Psicología (7) psiquiatría (1) Punto G (5) radio (5) red afectiva (7) redes sociales (7) relaciones-sexuales (4) respeto (3) roles (22) Safer Sex (8) salud sexual (68) San-Valentin (2) sentidos (3) separación (5) Sex-Shop (1) Sexo Seguro (13) sexo-en-verano (1) sexo/genero (6) sexología (68) sexologia-online (2) SexShop-Online (2) sexualidad (70) sexualidad-femenina (7) SIDA (7) soledad (1) tacto (1) Taller de Caricia (8) terapia de pareja (13) terapia-psicologica (1) terapia-sexual (11) ternura (9) tomar-decisiones (1) transexualidad (5) transgénero (4) twitter (1) vacaciones (2) vagina (9) vaginismo (9) verano (2) vibradores (1) VIH (1) violencia (6) violencia de genero (9) violencia de género (16) web (3) YouTube (4)

viernes, 24 de octubre de 2014

LIBERTAD DE EXPRESIÓN SEXUAL



SEXUALIDAD HUMANA: CLAVES Y ESPEJISMOS.
(artículo publicado en revista Gansos Salvajes
www.gansossalvajes.com)


Llevo veinticinco años trabajando como psicólogo clínico especialista en Sexología. Me ha tocado vivir unas décadas de grandes cambios sociales en España que han afectado directa y profundamente la forma de entender las relaciones personales y de pareja, el papel de la mujer y del hombre en la vida y, por supuesto, la forma de vivenciar y expresar la sexualidad o sexualidades que, entiendo, todavía estamos construyendo en estos momentos.

En 1975 la OMS (Organización Mundial de la Salud) define, por primera vez, "SALUD SEXUAL" como la capacidad que tenemos las personas, desde que nacemos, mujeres y hombres, en todas las edades, la capacidad y necesidad de sentir, compartir y comunicar placer.

Por primera vez se separa sexualidad de reproducción y se habla y reconoce que somos personas sexuadas y que la sexualidad es una parte constitutiva de la persona que es necesario educar, desarrollar y potenciar para la salud integral de cada individuo.

También en los años setenta, aparte de llegar la democracia a España, legalizarse los anticonceptivos (era delito comprar preservativos), dejar de meter en la cárcel a personas homosexuales, y reconocerse la sexualidad en las mujeres gracias al movimiento feminista, ocurre algo importantísimo a nivel mundial en el ámbito científico que es la eliminación de lo que se consideraban hasta entonces dos terribles enfermedades mentales: la homosexualidad y la masturbación en la persona adulta.

Con estos datos quiero plantear que somos herederas y herederos de unos tiempos muy oscuros y recientes respecto a la represión de la sexualidad humana. En apenas cinco décadas y a pesar de haber entrado en el siglo XXI, todavía existe mucha confusión, falta de información, miedos y vergüenzas en torno del sexo que luego nos dificultan unas relaciones sexuales placenteras y satisfactorias.

Parece que haya libertad y naturalidad pero sigue costando aceptar la sexualidad con normalidad y como una parte importante y positiva de la persona. Diría que lo aceptamos intelectualmente (con la "cabeza" ) pero visceralmente seguimos en el tabú del sexo, sin atrevernos a pedir lo que realmente deseamos, sin atrevernos a salir del modelo sexual centrado en la penetración como algo obligatorio y dejamos de lado la potencialidad y capacidad de sentir con todo nuestro cuerpo, el placer de los sentidos, las caricias y los juegos eróticos, para reducirnos al modelo "reproductor" de siempre.

Parece que muchas personas vayan "a la cama" a competir, a lograr orgasmos, con la angustia de no dar la talla, más que a una oportunidad de jugar eróticamente y disfrutar de un momento divertido y placentero. Los medios de comunicación, especialmente el cine, transmiten un modelo sexual breve, rápido y directo al coito y con el orgasmo como objetivo primordial. Y la sexualidad humana es mucho más que esto.

La igualdad sexual entre mujeres y hombres hacen que ellos se angustien sobre cómo satisfacerlas (en relaciones heterosexuales) pero siguen sin preguntar y sin aceptar que haya maneras diferentes de compartir el sexo. Y muchas mujeres se han sumado a la carrera por el orgasmo.

Tenemos por delante el reto de creernos la definición de la OMS de persona sexuada y de salud sexual y lograr integrarlo en nuestra vida como algo positivo, natural y satisfactorio. 

Y sólo tenemos una vida.

 Aprovechémosla.


Para saber más:




jueves, 9 de octubre de 2014

Claves para mejorar el deseo sexual





El estilo de vida que promueve esta sociedad en que vivimos donde las prisas, la productividad, el estrés y, como consecuencia de ello, estados de cansancio y agotamiento cada vez más habituales, suelen encontrarse entre las principales causas de disminución de la libido o IDS (Inhibición del Deseo Sexual).

Cada vez más parejas recortan el tiempo que dedican a mantener sus encuentros sexuales que se vuelven más mecánicos y rápidos. Esto también influye en hacerlos menos atractivos y deseados.

Parece ser también que, con el tiempo, muchas parejas se van acomodando y olvidan su entusiasmo sexual inicial, no buscando momentos de calidad para disfrutar del sexo sino que van dejándolo para “cuando surja” o bien para el final de un largo día o de una semana interminable si queda tiempo para ello. Y esto no es una buena idea pues puede suceder que, relegándolo de esta manera, finalmente no se den las mejores condiciones para que aparezca el deseo.

Es entonces cuando alguien piensa que debe esforzarse porque ocurra y, sin muchas ganas ni buenas condiciones para ello, se mantienen relaciones sexuales que, poco a poco, van dejando de apetecer. Por otra parte, el modelo sexual falocrático que incluye el coito como algo necesario y que termine siempre en orgasmo hace que, cuando simplemente podría apetecer acariciarse y disfrutar de un momento de placer más tranquilo, éste se evite.

Los problemas de bajo deseo sexual son, quizás, los más complejos, pues no suele existir una sola causa que los provoque. Puede ser buena idea revisar honestamente qué está sucediendo y, si no logramos una recuperación por nuestros propios medios, consultar con un especialista en Sexología que nos orientará al respecto.


Más información: