WWW.INFORMACIONSEXUAL.COM

ES UN PLACER INVITAROS A CONOCER Y VISITAR MI RENOVADA PÁGINA WEB


Un espacio con contenidos específicos en Sexualidad humana y en el mundo de la Pareja

SEXOLOGOGRANADA.COM

ETIQUETAS DEL BLOG

8 de marzo (6) aborto (2) actitudes (27) adolescentes (17) Al-Garaia (13) amig@s (1) AMOR (25) Ana-Belen-Romero-sexologa (1) anorgasmia-femenina (2) anticoncepción (18) asertividad (3) autocontrol (2) autoestima (36) bisexualidad (1) Blog-de-sexologia (60) buenos tratos (40) caricia (12) clítoris (16) coeducación (6) condón (15) Crecimiento Personal (11) cuerpo (25) deporte (1) derechos (7) derechos sexuales (27) derechos-reproductivos (5) derechos-sexuales (1) descansar (2) deseo (10) deseo sexual (17) discusión (10) disfunción eréctil (12) disfuncion-erectil (19) disfuncion-sexual (8) DIU (2) divorcio (1) dudas-sexuales (4) educación sexual (44) embarazo (8) enamorad@s (7) erótica (27) Espacio-Sexológico-Radio (13) espacios-personales (1) Ester-Alvarez-Sexologa (1) eyaculacion (4) eyaculación precoz (20) eyaculación-femenina (5) eyaculacion-retardada (3) facebook (5) falta-deseo-sexual (1) familia (2) fantasías sexuales (8) Feliz Navidad (1) Feliz-Navidad (4) Fernando-Villadangos (6) formación (3) gogle+ (1) gracias (5) Granada (48) Grupos de Hombres (5) guerra de sexos (4) hombre (70) homosexualidad (4) identidad sexual (11) igualdad (45) igualdad-sexual (6) información sexual (50) información-sexual (34) informacionsexual.com (2) inteligencia-sexual (3) interrupción voluntaria del embarazo (3) Irene-Bedmar (3) jóvenes (8) juguetes-eroticos (2) kama-sutra (1) leyes sexuales (8) libro-sexualidad-masculina (1) líquido preseminal (7) Loli-Pozo-Seologa (1) masculinidades (2) masturbación (22) maternidad (3) mediacion (4) menopausia (2) miedos-sexuales (1) mujer (74) no violencia (5) orgasmo (37) orinar (1) pareja (34) paternidad (9) pene (10) pildora-anticonceptiva (3) placer (31) postcoital (5) preservativo femenino (5) primeras-relaciones-sexuales (3) problema erección (14) problemas sexuales (46) problemas-de-orgasmo (2) problemas-de-pareja (9) prostitución (1) Psicología (7) psiquiatría (1) Punto G (5) radio (5) red afectiva (7) redes sociales (7) relaciones-sexuales (4) respeto (3) roles (22) Safer Sex (8) salud sexual (68) San-Valentin (2) sentidos (3) separación (5) Sex-Shop (1) Sexo Seguro (13) sexo-en-verano (1) sexo/genero (6) sexología (68) sexologia-online (2) SexShop-Online (2) sexualidad (70) sexualidad-femenina (7) SIDA (7) soledad (1) tacto (1) Taller de Caricia (8) terapia de pareja (13) terapia-psicologica (1) terapia-sexual (11) ternura (9) tomar-decisiones (1) transexualidad (5) transgénero (4) twitter (1) vacaciones (2) vagina (9) vaginismo (9) verano (2) vibradores (1) VIH (1) violencia (6) violencia de genero (9) violencia de género (16) web (3) YouTube (4)

lunes, 29 de octubre de 2012

¿Somos un poco exhibicionistas?


¿Somos un poco exhibicionistas?


Desde que Alfred Kinsey hiciera públicos sus famosos Informes sobre la sexualidad humana se ha ido popularizando un concepto en Sexología que, afortunadamente, facilita la comprensión de algunas manifestaciones eróticas que, hasta este siglo pasado, se habían tomado como “perversiones” o “desviaciones” sexuales.

Actualmente existe el término “parafilias”  para agrupar a una serie de comportamientos eróticos que pueden entrar perfectamente dentro de la normalidad en la sexualidad humana.

Es bueno, en cuanto a la aceptación de la propia sexualidad, haber evolucionado, incluso en lo “científico”, de los “ismos” (exhibicionismo, vouyerismo, sadismo, masoquismo, por mencionar los más conocidos), a las “filias” en cuanto supone una actitud más correcta de comprensión y aceptación de ciertas formas hasta hace poco descalificadas.

Estamos pasando entonces del miedo a la aceptación y de la represión sexual al reconocimiento de la variedad y plasticidad sexual humana.

Antes de que nadie se escandalice, podemos reflexionar acerca de algo muy simple: ¿Quién no se ha sentido en algún momento atraído por ver a su pareja desnuda o en ropa interior? O el hecho de hacer un striptease en la intimidad o de ver hacerlo a su pareja? ¿A quien no erotiza el hecho de fantasear o realizar alguna caricia un poco más fuerte o intensa de lo “normal”? ¿ O a recibirla acaso? ¿O jugar a ser “sometido” siempre dentro del deseo y placer compartido?

Muchas personas sufren por desear estas cosas y sienten confusión al respecto. Quizás debamos abandonar actitudes viejas donde se consideraba que “lo normal” era mantener relaciones sexuales poco más que para traer niñ@s al mundo y considerar el placer, la comunicación, el juego y lo erótico como la función primordial de la sexualidad humana.

Por tanto es una cuestión de grados, por una parte. Y por otra, evolucionar hacia un concepto de la sexualidad donde “lo normal” abarque todo aquello que la persona desee hacer y compartir en su intimidad desde el respeto y disfrute mutuos.

jueves, 18 de octubre de 2012

Mujer-Hombre, Homosexual-Heterosexual, Masculino-Femenino…


Mujer-Hombre, Homosexual-Heterosexual, Masculino-Femenino…

Vamos a hablar un poco de conceptos básicos pero importantes donde suele darse confusión y, por tanto, pueden generar dudas y sufrimiento a muchas personas que nos consultan sobre ello.

Por una parte la Identidad Sexual, por otra, la Orientación del Deseo Sexual y, finalmente, de los Roles Sexuales o de Género

La identidad sexual se refiere a sentirse de forma íntima y profunda mujer u hombre. Esto se establece en los primeros años de vida y ya una niña o un niño de unos cuatro años, sin poder explicarlo muy bien todavía, se sienten de un género u otro.

Es decir, que si les preguntas si son “niño” o “niña” no tienen ninguna duda al respecto pues su identidad sexual está establecida y se mantendrá, por lo común, a lo largo de toda su vida.

Otra cosa es la orientación del deseo sexual, es decir, hacia qué personas te sentirás atraído sexual y emocionalmente para formar una pareja. Lo que se entiende por heterosexualidad (atracción hacia personas de distinto sexo) u homosexualidad (atracción hacia persona del mismo sexo).

La orientación del deseo sexual no se establece con claridad hasta los años de la adolescencia por lo que es un absurdo hablar de que una niña o niño pequeños manifiesten una orientación del deseo sexual u otra.

Muchas personas confunden identidad sexual y Roles Sexuales. Los roles sexuales son aquellos papeles o características de personalidad, en el vestir, en la forma de ser y en las características de personalidad que se establecen como típicamente masculinos o femeninos en una cultura y momento histórico concretos.

Por ejemplo, hasta hace poco se consideraba que los hombres eran “sexuales” o más sexuales que las mujeres y que éstas eran “emocionales” o más emocionales que aquellos. Esto es otro absurdo basado en la ignorancia pues los roles sexuales o de género tienen que ver tan sólo con la educación y la cultura en que nacemos y crecemos.

Por tanto, podemos resumir diciendo que IDENTIDAD es ser y sentirse mujer u hombre y no suele cambiar a lo largo de la vida. La ORIENTACIÓN DEL DESEO tiene que ver con quienes te vas a sentir atraído/a sexual y emocionalmente y los ROLES SEXUALES o de género son las características culturales que se espera que las mujeres o los hombres tengan o desarrollen por el hecho de ser mujeres u hombres. Lo que, comúnmente se suele llamar feminidad o masculinidad.

Queda claro que los roles sexuales cambian con el progreso social y cultural y, cada vez, desde un plano de igualdad y respeto se reconoce que no existen diferencias importantes entre los hombres y las mujeres en este sentido.
Un hombre puede llorar o ser pasivo, cuidar de su hija o planchar la ropa  sin sentirse menos hombre por esta causa y una mujer pede ser activa sexualmente, dirigir una empresa y mostrar agresividad en un momento dado sin sentirse por ello menos mujer.

Podemos serlo todo y máxime desde la información y la superación de prejuicios y roles de género que nos separaban y enfrentaban de forma absurda. O, al menos, en ello estamos pues queda todavía mucho por hacer.
www.informacionsexual.com

miércoles, 3 de octubre de 2012

LA ANORGASMIA FEMENINA



Hace no mucho tiempo se utilizaba el término “frigidez” para designar cualquier tipo de trastorno sexual femenino. Hoy en día se ha optado por abandonar su uso por lo impreciso del término y por el contenido peyorativo del mismo.

El concepto que actualmente se utiliza es el de DISFUNCIÓN ORGÁSMICA femenina o, más comúnmente ANORGASMIA y que indica, como el propio nombre indica, la dificultad para alcanzar el orgasmo. Se trata de un trastorno que afecta básicamente a las mujeres en la fase de orgasmo de su respuesta sexual.

Esto es así porque el ORGASMO es una parte de la sexualidad que se descubre, que se aprende a sentir y depende, en muchos casos, de la habilidad para lograrlo.

Cuanto más represiva haya sido la educación sexual recibida y cuantas menos posibilidades de explorar y de descubrir el propio cuerpo y el placer, más fácil va a resultar que una persona no descubra su orgasmo y la manera de lograrlo. Es fácil comprender por qué en esta sociedad donde la sexualidad sigue siendo un tabú y donde la ocultación y la falta de información sexual sigue impactando mayormente en el colectivo de las mujeres, sean éstas quienes presenten este tipo de trastornos sexuales.

También resulta frecuente que muchas mujeres sufran sólo de un bloqueo de la respuesta orgásmica y posean, a menudo, un intenso deseo sexual, pudiendo tener una actitud positiva y natural hacia el sexo, disfrutar del placer compartido y lubricar normalmente. Puede que no muestren ninguna inhibición importante en su erotismo y aún así nunca hayan sentido un orgasmo.

Parece que exista un bloqueo en un nivel muy alto de excitación, siendo incapaces de alcanzar el orgasmo. Bloqueo causado en la mayoría de los casos por factores de tipo psicológico como el MIEDO y la ANSIEDAD derivados de la idea de no estar a la altura de lo que el compañero sexual espera de ella. Miedo a no resultar atractiva, a la pérdida de control o al abandono sexual si se “deja llevar”.

Así mismo el desconocimiento de la respuesta sexual femenina puede llevar a intentar la estimulación y a alcanzar el orgasmo de maneras poco eficaces. La falta de sinceridad y de comunicación con la pareja sobre lo que está sucediendo sólo agravará un poco más la situación.

Por supuesto existe un tratamiento sexológico eficaz para ayudar a descubrir el orgasmo como una experiencia erótica satisfactoria o, en su caso, para ayudar a recuperarla cuando ya existía previamente y se ha bloqueado en el momento actual.

El proceso de terapia sexual se basa, entre otros aspectos, en devolver el PROTAGONISMO SEXUAL a la mujer. Demasiadas generaciones de mujeres han intentado vivir su sexualidad desde esquemas masculinos, muy centrados en los genitales y la penetración que no facilitan su propia erótica femenina y sus necesidades sexuales quedan apartadas

Resulta sorprendente que haya mujeres que descubren su orgasmo por estimulación externa de sus órganos genitales y “abandonen” esta manera eficaz de lograrlo para intentarlo en el coito con su compañero y fracasar con la consiguiente frustración, no comprendiendo que la causa de esta dificultad de orgasmo radica en la no consideración y atención a sus propias necesidades sexuales.

Por tanto el tratamiento sexológico debe contemplar una información exhaustiva sobre la anatomía y fisiología sexual así como la información acerca de la manera que otras mujeres pueden conseguirlo de forma eficaz adaptado a un PROGRAMA ERÓTICO individualizado y encaminado a facilitar el conocimiento y descubrimiento de los aspectos que propicien la vivencia orgásmica en la mujer.

Visítanos para más información