WWW.INFORMACIONSEXUAL.COM

ES UN PLACER INVITAROS A CONOCER Y VISITAR MI RENOVADA PÁGINA WEB


Un espacio con contenidos específicos en Sexualidad humana y en el mundo de la Pareja

SEXOLOGOGRANADA.COM

ETIQUETAS DEL BLOG

8 de marzo (6) aborto (2) actitudes (27) adolescentes (17) Al-Garaia (13) amig@s (1) AMOR (25) Ana-Belen-Romero-sexologa (1) anorgasmia-femenina (2) anticoncepción (18) asertividad (3) autocontrol (2) autoestima (36) bisexualidad (1) Blog-de-sexologia (60) buenos tratos (40) caricia (12) clítoris (16) coeducación (6) condón (15) Crecimiento Personal (11) cuerpo (25) deporte (1) derechos (7) derechos sexuales (27) derechos-reproductivos (5) derechos-sexuales (1) descansar (2) deseo (10) deseo sexual (17) discusión (10) disfunción eréctil (12) disfuncion-erectil (19) disfuncion-sexual (8) DIU (2) divorcio (1) dudas-sexuales (4) educación sexual (44) embarazo (8) enamorad@s (7) erótica (27) Espacio-Sexológico-Radio (13) espacios-personales (1) Ester-Alvarez-Sexologa (1) eyaculacion (4) eyaculación precoz (20) eyaculación-femenina (5) eyaculacion-retardada (3) facebook (5) falta-deseo-sexual (1) familia (2) fantasías sexuales (8) Feliz Navidad (1) Feliz-Navidad (4) Fernando-Villadangos (6) formación (3) gogle+ (1) gracias (5) Granada (48) Grupos de Hombres (5) guerra de sexos (4) hombre (70) homosexualidad (4) identidad sexual (11) igualdad (45) igualdad-sexual (6) información sexual (50) información-sexual (34) informacionsexual.com (2) inteligencia-sexual (3) interrupción voluntaria del embarazo (3) Irene-Bedmar (3) jóvenes (8) juguetes-eroticos (2) kama-sutra (1) leyes sexuales (8) libro-sexualidad-masculina (1) líquido preseminal (7) Loli-Pozo-Seologa (1) masculinidades (2) masturbación (22) maternidad (3) mediacion (4) menopausia (2) miedos-sexuales (1) mujer (74) no violencia (5) orgasmo (37) orinar (1) pareja (34) paternidad (9) pene (10) pildora-anticonceptiva (3) placer (31) postcoital (5) preservativo femenino (5) primeras-relaciones-sexuales (3) problema erección (14) problemas sexuales (46) problemas-de-orgasmo (2) problemas-de-pareja (9) prostitución (1) Psicología (7) psiquiatría (1) Punto G (5) radio (5) red afectiva (7) redes sociales (7) relaciones-sexuales (4) respeto (3) roles (22) Safer Sex (8) salud sexual (68) San-Valentin (2) sentidos (3) separación (5) Sex-Shop (1) Sexo Seguro (13) sexo-en-verano (1) sexo/genero (6) sexología (68) sexologia-online (2) SexShop-Online (2) sexualidad (70) sexualidad-femenina (7) SIDA (7) soledad (1) tacto (1) Taller de Caricia (8) terapia de pareja (13) terapia-psicologica (1) terapia-sexual (11) ternura (9) tomar-decisiones (1) transexualidad (5) transgénero (4) twitter (1) vacaciones (2) vagina (9) vaginismo (9) verano (2) vibradores (1) VIH (1) violencia (6) violencia de genero (9) violencia de género (16) web (3) YouTube (4)

martes, 31 de julio de 2012

¿CADUCA LA PASIÓN?


¿CADUCA LA PASIÓN?


Muchas personas se preguntan si la pasión, el deseo, las ganas de mantener relaciones sexuales con la pareja se apagan y se van enfriando con el paso de los años. Si se trata de algo que debe ocurrir necesariamente o si podemos hacer algo para alargar la ilusión y el entusiasmo.

Las rutinas y el estréss que conlleva nuestra forma de vida, la falta de tiempo personal y tiempo de calidad en pareja, los hijos (si los ahí), las preocupaciones cotidianas y, sobre todo, el "dejarlo para el último momento", normalmente de noche tras una jornada agotadora y no dedicarle el tiempo y la actitud necesarios...suelen ser las causas principales de un fenómeno cada vez más corriente en nuestros días: la falta de deseo sexual.

Es evidente que toda persona y toda relación de pareja cambian con el tiempo y atraviesan diferentes fases. Por lo común podemos decir que la novedad y la epontaneidad del principio pueden ir dando paso a una mayor familiaridad y conocimiento mutuos. El enamoramiento del principio y la explosión química que conlleva se va apaciguando y, probablemente, la cantidad puede ir dando paso a más calidad en los encuentros sexuales.

Como sexólogo observo una pauta habitual en parejas que se consideran estables y que, con el tiempo, se va agravando por decirlo de alguna manera. Me refiero a la reducción del tiempo que se dedican mutuamente, tiempo de calidad, de estar juntos, de hablar, comunicarse, compartir actividades de ocio en su tiempo libre...y, por supuesto, una menor atención al momento de un encuentro sexual que puede volverse algo rutinario e incluso mecánico.

Yo diría que se convierte en dejadez y esto es grave y tiene consecuencias negativas con respecto del deseo y las ganas. ¿A quién le apetecería ir a comer a un restaurante donde los camareros bostezan continuamente, no te atienden como deberían y te sirven de prisa y corriendo con la sensación de que quieren que termines rápido y te vayas?

Considero que tenemos una gran responsabilidad en la evolución de la calidad de nuestra vida sexual en pareja. Comienza con tomar conciencia de lo que va sucediendo y pararnos a pensar qué podemos hacer para mejorar y disfrutar de esta parte de nuestra vida.

Una buena idea es hablarlo con la pareja y comprender su punto de vista. Recuperar la complicidad y hacer una "travesura" de vez en cuando, robarle unas horas a un día normal o reservarse toda una tarde en un fin de semana. Salir juntos a pasear, a comer fuera, apagar los móviles y prestar atención al otro así como a las necesidades propias.

Una buena sesión de caricias, un abrazo tranquilo para sentir y reconectar con tu cuerpo y con el de la otra persona podría ser un buen comienzo. Dejar a un lado la idea de que "hacer el amor" consiste en unos preámbulos apresurados y a un coito rápido para terminar.

Atreverte a jugar como al principio. Comunicar tus necesidades y preferencias a tu pareja ya que el silencio impide la comunicación.

Una buena idea es considerar que podemos hacer mucho por mejorar y que el paso del tiempo aporta en conocimiento, confianza y placer. O al menos ese es el reto
¿Merece la pena?
www.informacionsexual.com

lunes, 9 de julio de 2012

SEPARACIÓN TEMPORAL: ¿UNA ÚLTIMA OPORTUNIDAD?




LA  SEPARACIÓN TEMPORAL: ¿UNA ÚLTIMA OPORTUNIDAD?


Como terapeuta de pareja me he enfrentado, en muchas ocasiones, a situaciones aparentemente de ruptura definitiva a consecuencia de una convivencia insostenible.

Cuando se da esta circunstancia y, a pesar de ello, ambos miembros de la pareja se siguen queriendo y apuestan por intentar superar la crisis que atraviesan, puede ser conveniente plantear una separación temporal donde, cada parte, pueda reflexionar y valorar la posibilidad de un reencuentro o dar ya el paso hacia una separación definitiva.

Por lo general se entiende, de forma errónea, que una separación temporal de la pareja es siempre la antesala al adiós definitivo. Esto no solo no es así sino que, en muchas ocasiones, significa el paso necesario para una vuelta más consciente a una relación de pareja fortalecida.

Es una decisión difícil a la que hay que encontrarle un sentido y dotarla de objetivos, normalmente relacionados con conseguir y permitirse un tiempo de reflexión y trabajo personal sobre los conflictos existentes en la relación.

Para ello es conveniente establecer, de mutuo acuerdo, una serie de condiciones que ayuden a que sea un tiempo provechoso para ambas partes.

A continuación me atrevo a perfilar algunas de las condiciones que van a ayudar a que pueda resultar una experiencia constructiva:

            * Establecer entre ambos un plazo consensuado. Cuánto va a durar este momento de nuestra vida (puede ser desde varias semanas a meses).

            * Aceptar un compromiso mutuo de reflexión y aprovechar este tiempo.

            * Plantear seriamente una discreción en el manejo de la información. Decidir a qué personas se va a comunicar esta decisión, qué les vamos a decir y pedir respeto por su parte.
            * Acordar las formas en que vamos a mantener la comunicación entre la pareja (una llamada diaria por la noche, e-mail, citas para comer juntos puntualmente, etc.).

            * Asistir a terapia como guía y asesoramiento en este proceso.

            * Evaluar y poner en común lo sucedido y madurado a lo largo de este tiempo separados.

            * Tomar una decisión final al agotar el plazo establecido.

Toda situación de conflicto en la pareja, incluída especialmente esta situación de separación temporal, es compleja y diversa. Por tanto resulta de gran ayuda acudir a un terapeuta de pareja, especialista en estos casos, que pueda guiar el proceso y asesorar convenientemente a ambas partes para su adecuada evolución.